Tipos de Cubiertas de Piscina

Tipos de Cubiertas para Piscina: ¿Cuál elegir?

Si has llegado hasta este artículo, probablemente ya tengas en mente comprar una cubierta de piscina para tu hogar. Decidirse por una u otra no es tarea fácil, pues hay que tener en cuenta varios factores que pueden influir en la decisión de compra. En Cuposol te damos algunos consejos.

¿Cuál es la razón por la que quiero una cubierta de piscina?

Las ventajas que ofrece instalar una cubierta de piscina son múltiples, entre alguna de ellas, destacan:

La seguridad: las cubiertas pueden convertirse en un verdadero dispositivo de seguridad, especialmente si hay niños o mascotas en casa, pues actuarán como barrera e impedirán que se acerquen a la zona de baño cuando no hay adultos cerca.

Climatización y ampliación de la temporada de baño: alargar la temporada de baño suele ser una de las opciones principales a la hora de decidirse a instalar una cubierta de piscina. La temperatura del agua aumenta entre 8 y 10 grados.

Limpieza y ahorro:  durante todo el invierno la piscina estará protegida, mejorará la calidad del agua y disminuirá el tiempo dedicado al mantenimiento, por lo que, en consecuencia, se ahorrará en productos de limpieza y mantenimiento. Además, es una de las soluciones más eficaces contra la evaporación del agua.

Una vez hayas detectado la razón principal por la que quieres cerrar tu piscina, es hora de conocer los distintos tipos de cubierta que existen y cuál es el que mejor se puede adaptar a tus necesidades.

Tipos de cubiertas para piscina: modelos y diseños

Según sus dimensiones

En Cuposol diferenciamos entre cubiertas altas, cubiertas bajas, cubiertas elevadas y cubiertas para grandes dimensiones.

Los modelos de cubiertas altas para piscina, se caracterizan por la posibilidad de estar de pie en cualquier parte de la piscina e incluso disponer de un espacio interior para una estancia más agradable y duradera después del baño. Es una de las opciones más funcionales dentro de todos los modelos y están pensadas para sacar el máximo rendimiento a la piscina.

 

Cubierta para piscina alta
Cubierta modelo Cuposol

 

Las cubiertas bajas para piscina, como su propio nombre indica, tienen unas dimensiones más reducidas y no son completamente habitables. Sin embargo, la mayoría de nuestros modelos permiten el baño aún estando todos los módulos cerrados. El diseño de nuestras cubiertas bajas es abovedado, con una altura en la parte céntrica que genera gran sensación de amplitud.

Cubierta baja para piscina
Cubierta modelo Iglú Extra-baja

 

Por otro lado, en nuestro catálogo encontrarás otro tipo de cubierta diseñado para necesidades más especiales: Las cubiertas elevadas. Están pensadas para cubrir piscinas que tengan a su alrededor un muro alto paralelo. También son indicadas para el sector hostelero, pues rentabiliza el espacio de su local.

Cubierta para piscina elevada
Cubierta para piscina elevada

 

Uno de los tipos de cubierta para piscina más solicitados de esta temporada han sido las cubiertas planas. Uno de los modelos más prácticos para aquellos que buscan una solución práctica para cubrir su piscina, que la mantenga limpia y protegida todo el año, pero que apenas ocupe espacio. Gracias a su estética, se adapta a cualquier entorno y genera un mínimo impacto visual.

Cubierta para piscina plana
Cubierta para piscina plana

 

Finalmente, las cubiertas para grandes dimensiones están destinadas para espacios públicos y de ocio, como pueden ser piscinas públicas, piscinas de comunidades, hoteles, polideportivos, gimnasios, casas rurales etc.

Según la movilidad y posición

La mayoría de las cubiertas Cuposol tienen la opción de ser fijas, telescópicas o adosadas.

Las cubiertas fijas están ancladas al suelo y no permite la movilidad de sus módulos. Sin embargo, todas ellas cuentan con diferentes sistemas de apertura lateral y ventilación, así como puertas correderas o curvadas para facilitar el acceso al interior.

Las cubiertas telescópicas de Cuposol están compuestas por módulos independientes capaces de desplazarse de manera individual hasta fuera de la zona de baño, de tal forma que puedes dejar la piscina totalmente al descubierto cuando lo desees. Algunas cuentan con un sistema de motorización, para el cómo desplazamiento de los módulos. Sin duda es una de las opciones más prácticas y demandadas.

Por último, las cubiertas adosadas cuentan con uno o dos puntos de apoyo distintos, uno al suelo y otro a un muro paralelo, permitiendo así un mayor aprovechamiento del espacio.

Cubierta para piscina adosada
Cubierta para piscina adosada

 

Existen también otros factores que influyen a la hora escoger una cubierta de piscina, como puede ser la posición de la piscina, el impacto visual que va a generar la cubierta (las cubiertas iglú suelen ser las que menos impacto generan) y, por supuesto, la inversión que se vaya a realizar.

Ahora que ya conoces los distintos tipos de cubierta que puedes encontrar, ¡Es hora de contactar con nosotros! Contamos con un cualificado equipo de ingenieros que estudiará y valorará cada proyecto.

Leave a comment