mamparas proteccion

CUPOSOL Y EL COVID-19: Adaptación del negocio en tiempos de crisis

El pasado 14 de marzo, El virus del Covid-19 azotó a España con fuerza, trayendo consigo una importante crisis, tanto sanitaria como económica. Todos y cada uno de los que formamos parte de Cuposol, teníamos claro que íbamos a seguir trabajando, no sabíamos la manera, pero no íbamos a parar.

“Hay que seguir, no nos podemos parar”

Fabricación de Mamparas de Protección contra el Covid-19

Pese a ser una empresa dedicada a la fabricación de cubiertas de piscina, contamos con una serie de recursos que nos han permitido reinventarnos y adaptar una parte de nuestro negocio a los tiempos que estamos viviendo.

Fue al día siguiente de la declaración del Estado de Alarma, cuando caímos en la cuenta de que muchos negocios y pequeños comercios necesitaban una serie de medidas de protección para su local y que, por suerte, en Cuposol podíamos cubrir esa necesidad:

“Baje a la farmacia de mi barrio y vi cómo se habían fabricado, con dos listones de madera y un un rollo de film transparente, una mampara doméstica de protección. En cuanto lo vi, le dije: yo te fabrico una mampara en condiciones. Su respuesta fue un SI rotundo”

Así que, juntamos a todo nuestro equipo y nos pusimos en marcha. Teníamos todo lo necesario: material, maquinaria y sobre todo personas con ganas de seguir trabajando y poniendo todo de su parte. 

  • Nuestros comerciales realizaban llamadas a los clientes habituales y recibían los encargos.
  • El personal de fábrica y taller trabajó sin descanso para hacer todo tipo de mamparas a medida: para mostradores, taxis, clínicas, centros de estética y peluquería, hostelería etc.
  • El equipo administrativo se encargaba de ir publicando nuestros trabajos en nuestros medios sociales y así conseguir más difusión.

“Íbamos todos a una, así que pronto todo fue corriendo como la pólvora y empezamos a recibir pedidos de toda España y de una gran diversidad de Negocios”.

El lunes 6 de abril, recibimos la llamada del Hospital Infanta Leonor de Vallecas (Madrid). Habían visto nuestras mamparas y les parecían perfectas para proteger a sus sanitarios, que estaban desbordados con la situación. En un solo día recibieron sus mamparas. Fueron muchas horas de trabajo y esfuerzo por parte de todo el personal, pero también nos inundó una gran satisfacción por saber que estábamos ayudando a uno de los sectores que más duro está trabajando por nosotros.

Fue así como, poco a poco, comenzamos a desarrollar un amplio catálogo de mamparas de protección que se adaptaban a los diferentes sectores. Los pedidos se multiplicaban con rapidez, pero también lo hacían las ganas de todos nuestros trabajadores, contentos de seguir trabajando y de, a su vez, poder aportar una solución para pequeños y grandes comercios.

No ha sido un camino de rosas, nos hemos encontrado con diferentes problemas e imprevistos: las agencias de envío no trabajaban en sus rutas habituales, el suministro de material se retrasaba… pero las ganas de seguir adelante ha hecho que vayamos superando todos los obstáculos hasta día de hoy. Y aquí seguimos, adaptando nuestros horarios para compaginar nuestra actividad principal, las cubiertas de piscina, con la fabricación de mamparas de protección.

Leave a comment