Mantenimiento de piscinas

El mantenimiento de una piscina podemos llevarlo a cabo nosotros mismos o contratar una empresa especializada. Desde aquí recomendamos la segunda opción, a pesar de no ser una tarea excesivamente compleja. Pero si lo que prefieres es encargarte tú de ello, aquí te damos una serie de consejos para que lo hagas correctamente.

agua cristalina manos

El primer factor a tener en cuenta es que el mantenimiento de una piscina no es algo solo exclusivo del verano y la temporada de baño, si no que se hace durante todo el año. En invierno, aunque en mucha menor medida, nuestra piscina también requiere de nuestra atención. Cuanto mejor se conserve en en el período de hibernación, en mejores condiciones estará en verano. Pero de esto ya os hablaremos cuando la época de calor esté llegando a su fín.

Una vez que el cuerpo ya pide piscina comienzan los tratamientos del agua. Los más habituales son los que se realizan mediante productos químicos que desinfectan y mantienen en condiciones óptimas de limpieza el agua.

Lo más importante a la hora del mantenimiento del agua de su piscina es mantener un nivel de pH (valor de acidez o alcalinidad) adecuado para evitar la proliferación de algas y el deterioro de las instalaciones por la corrosión. Dichos niveles deberán estar siempre el  7 y el 7,8.

pastillas cloro y medidor pH

Además de estabilizar los niveles de pH, el cloro ayuda a mantener el agua limpia y cristalina.

La medida standard son 20gr de cloro por cada 15m3 de agua, aunque esta cantidad varía en función de muchos factores como pueden ser la dureza del agua, la cantidad de lluvias en la zona, etc. También es fundamental, además de medir el pH, controlar también los niveles de calcio para evitar la formación de escamas y calcificaciones.

Otro producto de gran utilidad para mantener siempre perfecta tu piscina son los alguicidas, que previenen la aparición de plantas acuáticas.

Por otro lado, trata de tener siempre el skimmer lo más limpio posible y preocúpate por la higiene del fondo y de la superficie. Para el fondo necesitarás ayudarte de un limpiafondos o robot automático, y para la superficie te valdrá con un recogehojas.

limpieza-piscinas

Y ahora que ya sabes todo esto, ¡A DISFRUTAR de un buen baño!