nadar con cuposol

Beneficios de practicar natación durante todo el año

Cuando nadamos, todo nuestro cuerpo está en constante movimiento. Hombros, brazos, espalda, piernas… cada brazada es un ejercicio físico que fortalece ese músculo y quema su grasa acumulada. Lo primero que percibimos tras unos días practicando la natación “es como nuestros músculos se ponen más duros, a las pocas semanas empezamos a notar como la capacidad física mejora constantemente: subir escaleras o dar una pequeña carrera ya no nos produce el ahogo de antes”, añade Javier Solás.

Si nuestra intención es la de perder unos kilos y no somos muy amigos de la actividad física, nadar puede ser unaopción excelente. El agua hace que nos olvidemos de nuestro peso, y al situarnos de forma horizontal, mejoramos la circulación sanguínea. El experto confirma que “es la actividad perfecta para perder peso, ya que casi todo el mundo, con unas semanas de práctica, puede hacer un entrenamiento de una hora de duración”. La temperatura del agua es, además, otro factor que nos hace sentir más cómodos, ya que si la piscina es climatizada, su calidez nos transmitirá calma y tranquilidad.